"No sé si soy clásico o romántico, dejar quisiera mi verso como deja el capitán su espada: famosa por la mano viril que la blandiera". Antonio Machado

02 octubre 2009

CUERDOS EN CLAVE DE RE

Primidi, 11 de Vendimiario de 216

Qué ha sido de tus ojos penetrantes,
de tu luego, de mi antes,
de tu hielo, de tu fuego.
Qué ha sido de tus labios acolchados,
de tus risas, de tus fados,
de tu "quiero que me cantes..."

Qué ha sido de tus besos peregrinos,
de las tardes que andamos los caminos
de los pinos, de la arena,
qué ha sido de aquella vieja condena
de vivir sin tu cariño.

Qué ha sido del silencio que blandías
en los días que querías
inundarme de tu aprecio.
Qué ha sido de los necios que decían
que los besos que tenías
durarían poco tiempo.

Qué ha sido del pilón junto a la higuera
dónde aquella primavera
me repasaste tu infancia,
qué ha sido del quererte,
del tenerte, del perderte,
del poderte apretar contra mi alma.

Qué fue de la serpiente y la manzana,
de las ganas de comerte
y que empezara otra semana.
Qué fue del barro y del soplo,
de la maña y del escoplo
que moldearon tus entrañas.

Qué será de la espera de los cuerpos,
de los años tan tenaces,
de las viñas, el raspajo y el buen vino.
Qué será de las guerras que perdimos
los escombros y los muertos,
las palabras y las paces.

SALUD

1 Postillas:

Blogger Smilax dijo...

holo, chico del micrítico y oolítico =P

una racha la tiene cualquiera y como podia ser de otra forma, te pilla cuandomenos te lo esperas...
pero ya se alejan los nubarrones,o al menos, la tormenta ya descargó y ya sólo lloviznea...

por casa todo bien, A. está muy bien y te envia saludos!

ah, me pedias algo que has perdido, no? pues como tenemos una conversacion pendiente [y una botella de vino tambien] o bienlo hablas con Paco o bien lo sacas tú mismo; preparado con nueve, no? pues alla vamos...
porque el comienzo bien es sabido por todos. despues bajamos al primero y de ahi, al vacio absoluto. de vuelta al final, con uno de los de la bestia que le sigue. de los de una mano al completo y luego, la nada. Y es dos trienios y un soldado.

un beso.

jueves, 08 octubre, 2009

 

Publicar un comentario

<< Home