"No sé si soy clásico o romántico, dejar quisiera mi verso como deja el capitán su espada: famosa por la mano viril que la blandiera". Antonio Machado

27 mayo 2006

Tal y cómo soy

Octidi, 8 de Prairial de 212

Me miro, me hielo, me desvelo entre pensamientos mundanos, pasajeros, definitivos, celestiales. Pego la oreja al sentir ajeno y, por qué no, comparo, me comparo, los comparo, comparar es medir: ¿cantidad? ¿calidad? ¿dónde está la frontera y su aduana?

Pero en el fondo más superficial, en la trastienda de su trasfondo, me trastoca pensar que no los mido a ellos; me disloca sentirme fin último y propio de mi curiosidad...


Y es que no alcanzo a encontrarme tal y cómo soy, me busco y cuando acierto a mirarme a los ojos ya soy otro distinto. Porque me comparo y rápidamente me reafirmo y me censuro en lo que me gusto o en lo que me gusta.

Ni siquiera sé, si en estas páginas puedo llegar a mostrarme tal y cómo soy, o si logras ver entre mis textos el color de mis ojos, los pliegues de mi frente, los surcos de mi sonrisa. Si al menos te sirvieran para compararte, para alejarte de mis excesos, para bendecir mis equilibrios o tener la llave de mis accesos.

Si al menos encuentras un espejo, con más o menos aumentos, con el que puedas medir estos rincones poco transitados, pero que tanto necesitamos los algunos: cumpliré la simbiosis que os debo, porque me resulta más fácil sentirme en vosotros tal y cómo soy, que en mí mismo.

SALUD

1 Postillas:

Anonymous Trini dijo...

Tal vez mañana, al despertar te descubras a ti mismo. O acaso nunca lo hagas o,no quieras encontrarte y eludas las realidades y los espejos. Pienso que nunca llegamos a conocernos realmente porque siempre andamos renovándonos, queramos o no.

Muchas gracias por tu comentario ne mi blog.
Un abrazo

sábado, 27 mayo, 2006

 

Publicar un comentario

<< Home